Es factible reducir la disparidad en las emisiones para no superar el límite de 2 ºC Wed, Nov 23, 2011

Un nuevo informe del PNUMA describe cómo lograr en 2020 las reducciones adicionales de 6 a 11 gigatoneladas necesarias para la seguridad del planeta

| English  | Français  | 中文 

Polar Bear @ Peter Prokosch, GRID-Arendal

Un nuevo informe del PNUMA describe cómo lograr en 2020 las reducciones adicionales de 6 a 11 gigatoneladas necesarias para la seguridad del planeta

Londres/Nairobi, 23 de noviembre de 2011 – Reducir las emisiones antes de 2020 a niveles que permitan evitar que en el siglo XXI la temperatura global suba más de 2 ºC es tecnológica y económicamente factible, señala un nuevo y exhaustivo estudio que ha dado a conocer hoy el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.

Acelerar la implantación de las energías renovables y la sustitución de los combustibles y mejorar la eficiencia energética permitiría realizar una gran parte de los recortes necesarios. Otras medidas a tener en cuenta son las mejoras sectoriales, que van desde una mayor penetración del transporte público hasta la utilización de vehículos con un consumo menor, u otras en áreas como la agricultura y la gestión de los desechos.

El informe hace referencia a la aviación y el transporte marítimo como casos especiales pero significativos, ya que actualmente estas "emisiones internacionales" no se contemplan en el Protocolo de Kioto —el tratado sobre la reducción de emisiones. Juntos, estos dos sectores son responsables de alrededor del 5% de las emisiones de C02, y en 2020 podrían representar hasta 2,5 gigatoneladas (Gt) de dióxido de carbono equivalente (CO2e) por año.

"Para reducir las emisiones de ambos sectores, entre otras opciones, se puede mejorar la eficiencia en el uso de los combustibles y utilizar combustibles con bajos índices de emisión de carbono. En el caso del sector del transporte marítimo, otra opción prometedora y sencilla es reducir las velocidades de los barcos", dice el informe, en el cual han participado 55 científicos y expertos de 28 grupos científicos de 15 países.

El informe Bridging the Emissions Gap, publicado unos días antes de las negociaciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Clima en Sudáfrica y siete meses antes de la celebración de la cumbre Río +20 en Brasil, proporciona los más claros indicadores de que el mundo ya dispone de las soluciones para evitar un destructivo cambio climático y ofrece a las autoridades reguladoras ideas claras para reducir antes de 2020 la disparidad en las emisiones. A partir de un modelo mejorado basado en la evaluación del año pasado, se estima que, en los escenarios más optimistas, dichas emisiones serían de seis gigatoneladas de CO2e, en lugar de cinco.

En el informe también se describen escenarios mucho más pesimistas, que se producirían si no se cumplen a rajatabla los compromisos y las promesas de los países desarrollados, que incluyen niveles de financiación de cien mil millones de dólares anuales para 2020, y las intenciones de los países en desarrollo. En tal caso, en 2020 la brecha sería de 11 Gt de CO2e. En las condiciones habituales, podría ser incluso de 12 Gt de CO2e.

"El informe anual del PNUMA sobre la disparidad en las emisiones de los países desarrollados y los países en desarrollo es una contribución fundamental al esfuerzo mundial por abordar el peligroso cambio climático", declaró el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. "Demuestra que queda mucho por hacer, tanto en términos de ambición como en políticas, pero también señala que la brecha todavía puede cerrarse si actuamos ahora. Se trata de un mensaje de esperanza y un importante llamamiento a la acción".

En la elaboración del estudio Bridging the Emissions Gap han participado 55 científicos y expertos de 28 grupos científicos de 15 países para examinar las más recientes investigaciones científicas sobre la diferencia entre las promesas hechas por los países sobre la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero y lo que será necesario si no queremos superar el límite de los 2 ºC en el año 2020.

"Este informe pone en manos de los gobiernos y los organismos reguladores información vital sobre sus opciones para que el mundo pueda abordar el desafío del cambio climático", dice Achim Steiner, director ejecutivo del PNUMA y subsecretario general de las Naciones Unidas. "Este año, los representantes de los países podrán afrontar sus deliberaciones en Durban (Sudáfrica) teniendo a su alcance todos los escenarios tecnológicos y económicos claves que describen la disparidad entre la ambición y la realidad científica actual, junto con los puentes de emergencia que se pueden construir para salvar esta gran distancia en las emisiones".

Bridging the Emissions Gap es el segundo informe de la serie del PNUMA sobre este tema. El primero fue el Informe sobre la disparidad en las emisione s , que se convirtió en una referencia fundamental en las negociaciones internacionales sobre el clima que tuvieron lugar el año pasado en Cancún (México). Allí, los encargados de la formulación de políticas solicitaron al PNUMA que elaborase un informe de seguimiento en el que no solo se actualizasen las estimaciones sobre la disparidad en las emisiones, sino que también proporcionara ideas sobre cómo reducir la diferencia. Bridging the Emissions Gap es ese informe de seguimiento.

Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, destacó la necesidad de adoptar más medidas. "Este estudio nos recuerda una vez más que los esfuerzos para abordar el cambio climático todavía son insuficientes", dijo. "Pero también demuestra que los gobiernos pueden reducir la distancia entre lo que han prometido y lo que es necesario hacer para mantener el alza de la temperatura global por debajo del promedio de 2 ºC".

"No disponemos de mucho tiempo, así que tenemos que optimizar las herramientas con las que contamos. En Durban, los gobiernos tienen que resolver el futuro inmediato del Protocolo de Kioto, definir una ruta a más largo plazo hacia un acuerdo mundial vinculante respecto al clima, lanzar la red institucional acordada para apoyar a los países en desarrollo en su respuesta al cambio climático y establecer una vía para entregar la financiación a largo plazo para tal fin", añadió.

Los cambios en el sistema energético son fundamentales

El informe Bridging the Emissions Gap hace hincapié en la necesidad de hacer cambios realistas, mejorando la eficiencia energética y acelerando la introducción de las energías renovables. Concretamente, en el estudio se analizaron trece escenarios de nueve grupos científicos diferentes. En todos los escenarios se podían reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para no superar el límite de 2 ºC antes de 2020, combinando algunas de las siguientes medidas:

  • Mejorar la eficiencia energética: En 2020, la producción de energía primaria tendría que reducirse un 11% respecto de los modelos actuales sin variaciones, y la cantidad de energía utilizada por unidad del PIB tendría que bajar entre un 1,1% y un 2,3% anual desde 2005 hasta 2020.
  • En 2020, hasta un 28 % del total de energía primaria tendría que provenir de fuentes no fósiles (en 2005 se hablaba del 18,5%).
  • En 2020, hasta el 17% de la energía primaria tendría que provenir de biomasa (en 2005 se hablaba del 10,5%).
  • En 2020, hasta el 9% de la energía primaria provendría de recursos renovables diferentes de la biomasa (energía solar, eólica, hidroeléctrica y similares).
  • En 2020, las emisiones de gases distintos del CO2 se reducirían hasta un 19% respecto de lo acostumbrado hasta ahora.

Los autores del informe señalan que en los escenarios examinados se emplearon diferentes combinaciones de las opciones anteriores, lo que indica que hay numerosas vías distintas para reducir la disparidad de las emisiones. Y, lo que es importante para las instancias normativas, el informe también examina los costos de estas opciones. A nivel mundial, los costos marginales oscilan entre 25 y 54 USD por tonelada de dióxido de carbono equivalente eliminado, con un valor medio de 34 USD por tonelada.

Sector por sector

El estudio también analiza determinadas investigaciones sobre diversos sectores económicos para considerar las posibilidades técnicas de reducir las emisiones para el 2020. Estas son algunas de sus conclusiones:

  • Producción de electricidad: 2,2 a 3,9 Gt de CO2e al año gracias a una mayor eficiencia de las centrales eléctricas, la introducción de fuentes de energía renovables, la captura y el almacenamiento de carbono y la sustitución de combustibles.
  • Industria: 1,5 a 4,6 Gt de CO2e al año a través de la mejora de la eficiencia energética, la sustitución de combustibles, la recuperación de energía, la eficiencia de los materiales y otras medidas.
  • Transporte (excluidos los sectores de aviación y transporte marítimo): 1,4 a 2,0 Gt de CO2e al año mediante la mejora del aprovechamiento de los combustibles, la adopción de vehículos eléctricos, el cambio al transporte público y el uso de combustibles con bajos índices de emisión de carbono.
  • Aviación y transporte marítimo: 0,3 a 0,5 Gt de CO2e al año mediante mejoras del aprovechamiento de los combustibles, el uso de combustibles bajos en carbono y otras medidas.
  • Edificios: 1,4 a 2,9 Gt de CO2e al año a través de la mejora de la eficiencia de los sistemas de calefacción, aire acondicionado e iluminación, el uso de electrodomésticos de alto rendimiento energético y otras medidas.
  • Sector forestal: 1,3 a 4,2 Gt de CO2e al año mediante la reducción de la deforestación y la introducción de cambios en la ordenación de los bosques que aumenten las reservas de carbono en la superficie y subterráneas.
  • Sector agrícola: 1,1 a 4,3 Gt de CO2e al año a través de cambios en las prácticas ganaderas y agrícolas que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono y mejoren el contenido de carbono de los suelos.
  • Gestión de desechos: Alrededor de 0,8 Gt de CO2e al año mediante la mejora del tratamiento de las aguas residuales, la recuperación de gas residual de los vertederos y otras medidas.

La posible reducción de las emisiones asciende a alrededor de 17 Gt de CO2e, +/- 3 Gt, con costos marginales de hasta 50-100 USD por tonelada. Esto concuerda con las estimaciones de costos basadas en los escenarios mencionados anteriormente. Esta posibilidad de reducción de las emisiones es mayor que la disparidad en las emisiones estimada, de 12 Gt de CO2e en las condiciones habituales y, por lo tanto, proporciona a las autoridades reguladoras opciones prometedoras para conseguir permanecer por debajo de la meta de los 2 ºC en el futuro

Conclusiones

El informe llega a la conclusión de que las autoridades reguladoras podrían estrechar o cerrar la brecha de las emisiones en 2020:

  • Acordando ejecutar sus promesas de reducción de emisiones más ambiciosas, con normas más estrictas para cumplir tales compromisos.
  • Decidiendo focalizar sus sistemas energéticos, usando más combustibles no fósiles y fuentes de energía renovables, y haciendo mejoras sustanciales en el aprovechamiento de la energía.
  • Instaurando sólidas políticas a largo plazo específicas para los diversos sectores, con el fin de alcanzar todo el potencial de reducción de las emisiones de los diferentes sectores de la economía.

Notas del editor

- Pueden descargarse copias del informe restringido en: http://www.unep.org/publications/ebooks/bridgingemissionsgap/

- El primer informe de la serie, el Informe sobre la disparidad en las emisiones, se puede encontrar en:

http://www.unep.org/publications/ebooks/emissionsgapreport/pdfs/EG-TECHNICAL-SUMMARY-es.pdf

- Este informe también ha contado con el apoyo de la European Climate Foundation (www.europeanclimate.org) y fue coordinado por Ecofys (www.ecofys.com).

Acerca del PNUMA

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, es la voz del medio ambiente en el sistema de las Naciones Unidas. Se creó en 1972 con la misión de proporcionar liderazgo y fomentar la colaboración para la protección del medio ambiente inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos de manera que puedan mejorar su calidad de vida sin poner en peligro la de las generaciones futuras. El PNUMA es un defensor, educador, catalizador y facilitador que promueve la utilización racional de los bienes naturales del planeta para el desarrollo sostenible. Trabaja con muchos asociados, organismos de las Naciones Unidas, organizaciones internacionales, gobiernos nacionales, organizaciones no gubernamentales, empresas, industrias, los medios de comunicación y la sociedad civil. El trabajo del PNUMA implica proporcionar apoyo para la evaluación ambiental y la emisión de informes al respecto; el fortalecimiento legal e institucional y el desarrollo de políticas ambientales; la utilización y gestión sostenible de los recursos naturales; la integración del desarrollo económico y la protección del medioambiente, y la promoción de la participación pública en la gestión medioambiental.

Personas de contacto

Nick Nuttall, director en funciones y portavoz de la División de Comunicación e Información Pública del PNUMA, teléfono +41 795 965 737 o +254 733 632 755; nick.nuttall@unep.org

Shereen Zorba, jefa de la Sección de Noticias del PNUMA, teléfono +254 78852 6000, unepnewsdesk@unep.org

Moira O'Brien-Malone, jefa de Comunicaciones de la División de Tecnología, Industria y Economía del PNUMA en París, teléfono + 33 1 44 37 76 12, móvil +33 6 82 26 93 73, moira.obrien-malone@unep.org

 
comments powered by Disqus