Pagina Principal      
      Contributors                                   
      reflexiones                                    
      libros                                    
      Río+20 Guía rápida del usuario
      innovaci ón                                    
      El PNUMA en acción                
      En detalle  
      WWW                                
      Star                                
 
 
 
El PNUMA en acción

 

Corta permanencia, efecto devastador: el PNUMA lanza una nueva coalición para hacer frente a los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera

Corta permanencia, efecto devastador: el PNUMA lanza una nueva coalición para hacer frente a los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera

Los contaminantes que tienen una corta permanencia en la atmósfera, como el carbono negro, el metano y los hidrofluorocarbonos (HFC), son responsables de más del 30% del calentamiento actual de la Tierra, y su efecto es especialmente considerable en las zonas urbanas y las regiones vulnerables del mundo, como el Ártico. También se sabe que tienen efectos nocivos en la salud y el medio ambiente.

Hacer frente a estos contaminantes puede reportar múltiples beneficios inmediatos. Si los reducimos, estaremos protegiendo la salud humana y el medio ambiente ahora y disminuiremos la tasa de cambio climático antes de que acabe la primera mitad de este siglo.

Reconociendo que la mitigación del efecto que tienen los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera es fundamental en el corto plazo para hacer frente al cambio climático, los Gobiernos de Bangladesh, el Canadá, los Estados Unidos, Ghana, México y Suecia se unieron con el PNUMA a principios de este año para poner en marcha la primera iniciativa encaminada a tratar el problema de esos contaminantes como un desafío colectivo. Juntos han formado la Coalición por el clima y el aire limpio para reducir los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera, una iniciativa única que se propone respaldar la acción rápida y marcar la diferencia en varios frentes a la vez: la salud pública, la seguridad alimentaria y energética y el clima. La Coalición está abierta a países y actores no estatales que hayan asumido el compromiso de tomar medidas en relación con esos contaminantes y deseen unirse a esta iniciativa global.

Objetivos de la Coalición

En un principio, la Coalición se centrará en el metano, el carbono negro y los HFC. Al mismo tiempo, los asociados reconocen que las medidas respecto de los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera deben complementar, y no reemplazar, las medidas adoptadas a nivel mundial para reducir el dióxido de carbono, en particular, las iniciativas emprendidas en el marco de la CMNUCC.

La Coalición tiene por objetivo hacer frente a los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera:

  • Creando conciencia del efecto que tienen esos contaminantes y las estrategias de mitigación;
  • Ampliando y elaborando nuevas medidas en los planos nacional y regional, por ejemplo, mediante la identificación y la superación de los obstáculos, el fomento de la capacidad y la movilización de apoyo;
  • Promoviendo las prácticas óptimas y difundiendo las iniciativas satisfactorias; y
  • Mejorando los conocimientos científicos que se tienen del efecto de esos contaminantes y las estrategias de mitigación.

La Coalición se propone servir de foro para evaluar los progresos alcanzados en el tratamiento de este problema y para movilizar recursos que aceleren la adopción de medidas concretas al respecto. Trabaja para catalizar las nuevas medidas, así como para resaltar y reforzar las iniciativas existentes en materia de cambio climático a corto plazo y las relacionadas con la seguridad alimentaria, energética y de la salud pública y las cuestiones ambientales.

Estructura

La Coalición por el clima y el aire limpio para reducir los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera es una asociación integrada por gobiernos, organizaciones intergubernamentales, representantes del sector privado, la comunidad dedicada al medio ambiente y otros miembros de la sociedad civil. Está encabezada por diversos gobiernos, pero es de carácter voluntario y muy cooperativo. Su estructura de gobernanza está integrada por:

  • El Grupo de Trabajo integrado por representantes de los asociados, que supervisa las iniciativas de cooperación de la Coalición;
  • La Asamblea de Alto Nivel de los Asociados en la Coalición, que se reúne para fijar la política, hacer un balance de los progresos realizados y emprender nuevas iniciativas;
  • El Grupo Asesor Científico, que se encarga de mantener informada a la Coalición sobre los nuevos avances de la ciencia en lo que hace a los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera, responder a preguntas específicas de la Coalición y fundamentar los debates sobre políticas;
  • La Secretaría, cuyos servicios presta el PNUMA, en París.

¿Qué son los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera?

Los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera son agentes que tienen una duración relativamente corta en la atmósfera—de unos días a unas décadas—y que tienden a aumentar la temperatura del planeta. Los principales contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera son el carbono negro, el ozono troposférico y el metano, que, después del CO2, agentes de origen humano son los que más contribuyen al efecto invernadero global. Estos contaminantes también son peligrosos contaminantes atmosféricos y tienen diversos efectos perjudiciales en la salud humana, la agricultura y los ecosistemas. Otros contaminantes de este tipo son algunos hidrofluorocarbonos (HFC). Aunque los HFC están presentes en pequeñas cantidades en la atmósfera, se prevé que su contribución al forzamiento del clima aumente incluso al 19% de las emisiones globales de CO2 para 2050.

¿Por qué ha que hacer algo ?

Los contaminantes climáticos de corta permanencia en la atmósfera están afectando la seguridad alimentaria, económica, hídrica y de la salud pública de las grandes poblaciones, tanto de forma directa, porque perjudican la salud humana, la agricultura y los ecosistemas, como indirecta, por el efecto que tienen en el clima. Estos contaminantes se han convertido en un grave problema de desarrollo que requiere medidas concretas, rápidas y drásticas en todo el mundo.