Blog de UNEA

 

“Seamos Salvajes por la Vida Silvestre”

13 de mayo de 2014, Por Ashley Van Heerden, Asesora Juvenil de Tunza para África

Esta fue la conmovedora llamada a la acción del Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon durante la celebración del Día Mundial de la Vida Silvestre. La realidad es que la vida silvestre está amenazada y depende de nosotros para que la protejamos. El comercio de fauna y flora salvaje, una industria multimillonaria que es la quinta fuente de comercio ilegal del mundo, es responsable del aumento de las atroces masacres contra algunas de las especies más majestuosos de la naturaleza. La cruda realidad es la disminución de las poblaciones de algunas de las más espectaculares especies de la flora y la fauna.

De todas las especies que están en peligro, es el rinoceronte blanco el que más ha captado mi atención. En Sudáfrica, un país que es hogar del 73% de los rinocerontes salvajes del mundo, un rinoceronte es sacrificado de forma ilegal cada 11 horas. Es triste que la difícil situación del rinoceronte no sea la única; es un arquetipo que se repite en multitud de especies en peligro como resultado de la acción humana, y en muchos casos de la inacción humana.

Fue en 1973 bajo la Convención sobre Comercio Internacional de Vida Silvestre en Peligro (CITES, siglas en inglés) cuando los estados reconocieron formalmente “que la fauna y flora salvaje en sus múltiples y bellas formas son una parte irremplazable de los sistemas naturales de la Tierra y que por ello deben ser protegidos durante las próximas generaciones”. Este reconocimiento se hace hoy más cierto que nunca, a medida que más especies están convirtiéndose peligrosamente en especies en extinción.

Con la mayor población de gente joven que ha existido nunca, como jóvenes debemos coger este relevo y aceptar nuestra responsabilidad para proteger no sólo a la vulnerable, sino a toda la vida silvestre.

Corresponde a nuestra generación impulsar una masa crítica que hará que los líderes se den cuenta de su lentitud al combatir los crímenes contra la fauna y flora salvaje, y también a nuestros conciudadanos. Debemos pedir mayores medidas punitivas para los perpetradores y una mayor inversión en la protección de nuestra fauna y flora salvaje.

La historia nos juzgará duramente si no actuamos ya en defensa de la vida silvestre. Es en el período previo a la primera sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA), que debemos ser salvajes por nuestra fauna y flora urgiendo a nuestros líderes a actuar decisivamente contra los crímenes contra la vida silvestre.

Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y UNEA

Mexico y el PNUMA

El debut histórico de UNEA

Vídeo Mensaje: Subdirector Ejecutivo del PNUMA sobre UNEA

19 de marzo de 2014, Por Ibrahim Thiaw